Si bien es cierto no todas las circunstancias son iguales y por ello no todas las técnicas funcionan para todos, lo mejor es aplicar los mejores mecanismos para ti a la hora de estudiar. Cada uno sabe si rinde más por la noche que por el día, por ejemplo, así que todo es cuestión de acogerse a la manera que mejor funcione. Hoy desde nuestra residencia universitaria en Sevilla, Campus Cartuja (Camas) proponemos una técnica clave para el estudio que  consideramos que es muy buena si consigues aplicarla 100%

Si tú también te has preguntado cuáles son las mejores técnicas para estudiar, sigue leyendo!

La personalización

Desde nuestra residencia universitaria te animamos a que ajustes tu forma de estudiar a tus gustos, necesidades y habilidades. Es muy importante que sepas detectar todo ello para poder aplicarlo a tus rutinas. De esta manera no sólo conseguirás resultados más eficientes, si no que también te sentirás más cómodo durante el periodo de estudio intenso. Es importante además, que aprendas a detectar lo que en materia de estudio, funciona a tus compañeros, para poder así personalizarlo y aplicarlo a tu metodología. Te recomendamos también, que contrastes apuntes y estés en comunicación constante con profesores, pues te estarás nutriendo y cerciorando de que los contenidos de los que disponen son correctos y completos.

Una de las mejores técnicas de estudio tiene que ver con conocerte bien y saber dónde están tus limitaciones y personalizar todo lo que consideres que pueda funcionar a tu manera de enfocar el estudio.

Pon en práctica

Una vez extraída la mejor manera de actuación ante el estudio, lo que tienes que hacer es poner toda la carne en el asador, ponerte manos a la obra…

  • Establece los tiempos de descanso que consideres oportunos, cuando consideres oportuno, teniendo presente las recomendaciones.
  • Repasa exámenes pasados y apuntes regularmente (sólo tú sabes cada cuánto tiempo es mejor hacerlo)
  • Establece horarios de estudio amoldados a tu situación y otras actividades.
  • Utiliza la metodología que te haga sentir más cómodo y con la que creas que aprendes más.
  • Busca un lugar de estudio acondicionado a tus preferencias e intercala sesiones si así lo consideras.
  • Escucha música si en tu caso funciona y aprende a seleccionarla.
  • Usa aquellos métodos que consideres más factibles para memorizar lecciones