La universidad es exigente; hay fechas límite, asignaciones, exámenes para los que estudiar, trabajos, etc. La transición de estudiante universitario a joven profesional puede ser difícil.

Entonces te preguntarás; ¿cuáles son las cinco habilidades principales en las que los estudiantes deben trabajar para atravesar la vida universitaria con facilidad?

Si estás concentrand/a en tu trabajo universitario, es posible que no estés trabajando en todas las habilidades correctas que necesitas para conseguir un buen trabajo después de la graduación…

En residencia universitaria Campus Cartuja te sugerimos algunas de las habilidades que estudiantes de este siglo deben dominar según nuestra experiencia:

5 habilidades que estudiantes de este siglo deben dominar

1. Saber comunicarse en cualquier ámbito

La capacidad de comunicarse con los demás es vital. No se trata solo de poder expresar tus propias opiniones y argumentos; también es importante  la capacidad de leer y comprender a los demás.

Existe la teoría de que más del 90 por ciento de la comunicación es no verbal, lo que significa que las personas transmiten su mensaje en gran medida a través del lenguaje corporal y el tono de voz, en lugar de las palabras reales que eligen usar.

La gente pasa mucho tiempo charlando con sus compañeros. Este tipo de conversación es informal y desestructurada. La mayoría se siente más cómodo hablando con personas de una generación y antecedentes similares.

Sin embargo, al reunirse con tutores universitarios, asistir a entrevistas de empleo y más adelante en el trabajo profesional, se requiere un diálogo más formal.

Por esta razón, es vital trabajar las habilidades de comunicación interpersonal, para perfeccionar la capacidad de leer a los demás tomándose el tiempo para escuchar, mirar y conversar con personas de todos los ámbitos de la vida.

El trabajo a tiempo parcial o el voluntario puede ofrecer oportunidades para mejorar tus habilidades de comunicación.

Descubre algunos consejos para mejorar tus habilidades de comunicación

2. Escribir bien

¿Quizás pensaste que aprender a escribir era cosa de estudiantes de primaria? No es así, en absoluto.

Gracias a Internet, nunca ha habido mayor demanda de la palabra escrita. Todos los días, la gente escribe a través de mensajes directos, correos electrónicos y redes sociales; leen blogs y noticias online.

Aunque es posible que gran parte de lo que se lee y escribe se haya publicado online, esto no significa que la calidad se haya visto comprometida. Los estudiantes necesitan entregar ensayos e informes de primer nivel, y la gente quiere que todo lo que se escribe en las redes sociales de buena impresión.

Sin lugar a dudas, debes saber escribir bien. Es posible que no desees ser periodista o novelista, pero sean cuales sean tus objetivos, es absolutamente necesario poder transmitir tu punto de vista a través de la palabra escrita.

Encuentra consejos para escribir mejor en nuestro blog para estudiantes universitarios.

3. Pensar de manera crítica

Hoy en día, vivimos bombardeados con información a través de Internet.

Sin embargo, la capacidad para evaluar la gran cantidad de información y formar argumentos propios, a menudo falta.

A las personas les resulta difícil analizar la información que reciben a nivel universitario, donde se requiere una mayor comprensión y un conocimiento profundo.

Es vital que los estudiantes piensen lo suficientemente críticamente como para identificar y evaluar diferentes argumentos y saber que puede haber prejuicios, desinformación o formas alternativas de ver el tema en cualquier cosa que lean o vean. Esto permitirá construir argumentos propios y respuestas en discusiones escritas u orales.

Los empleadores buscan cada vez más candidatos que puedan pensar de manera crítica, evaluar problemas y aportar soluciones alternativas.

4. Tener iniciativa

La iniciativa es una habilidad que todos los estudiantes universitarios de este siglo deberían adquirir.

En el mundo laboral, los estudiantes que muestran iniciativa voluntariamente demuestran que asumen la responsabilidad de algo. Saben que si el proyecto en el que están trabajando no da buenos resultados, ellos son responsables de eso. Por tanto, trabajarán duro para garantizar los mejores resultados.

La iniciativa consiste en tomar decisiones y apropiarse de una situación. 

Para practicar esta habilidad en la vida estudiantil, busca oportunidades en las que puedas manejar algo que te interese y demuestra que puedes aprovechar al máximo las situaciones.

Podría ser escribir un blog o interesarse activamente por la política estudiantil.

5. Trabajar en equipo

Raro trabajo requiere de trabajo en solitario. Tu aportación casi siempre formará parte de un panorama más amplio, donde tus compañeros tendrán el mismo valor e importancia.

Como estudiante universitario puede ser difícil acumular mucha experiencia de trabajo en equipo durante tus años universitarios. No obstante, aprovecha al máximo los trabajos en grupo, para aprender a gestionar, planificar y acabar con éxito.