Lo mejor de los viajes para estudiantes universitarios en España, es que existen gran cantidad de vuelos a destinos europeos increíbles a un precio muy bajo. Además, los trayectos no suelen ser demasiado largos, lo que permite viajar a los estudiantes no solo en vacaciones sino también en puentes y fines de semana.

Otro punto positivo a tener en cuenta, es que en todos los destinos europeos hay abundantes opciones de alojamiento, por lo que los viajes pueden ser tan asequibles como desees.

Pero con tanta oferta, ¿cómo saber dónde están los mejores destinos para los viajes para estudiantes universitarios en Europa?

Hemos compilado una lista de las principales ciudades para tu próxima escapada.

Los 6 mejores destinos de viajes para estudiantes universitarios

1. PRAGA

Un viaje de estudiantes no puede salir mal en una ciudad con una de las plazas más antiguas, con el casco antiguo rodeado de coloridas fachadas de edificios y algunas de las mejores y más baratas cervezas de Europa.

praga

La combinación perfecta de historia y fiesta para un descanso del estudio. Si tienes tiempo para una excursión de un día, Cesky Krumlov es una de las ciudades más pintorescas de Europa, y como una mini-Praga con un castillo y hermosos edificios antiguos rodeados por un río.

 

2. ROMA

Comer pasta, beber café expreso y  saborear un buen tiramisú, todas las cosas perfectas para hacer en tu mini viaje de descanso.. Roma está repleta de historia, cultura y deliciosas experiencias gastronómicas. ¡El desafío es encajar todo en un solo viaje!

roma

El Coliseo, la Capilla Sixtina y la Fontana de Trevi son solo algunas de las visitas obligadas. Italia está repleta de destinos de viaje para estudiantes en Europa, así que si tienes tiempo, haz un viaje de un día a Pompeya o un tren rápido a Florencia para aprovechar al máximo tu aventura italiana.

 

3. LONDRES

Samuel Johnson dijo: «… cuando un hombre está cansado de Londres, está cansado de la vida», y estamos completamente de acuerdo.

Un crisol de culturas, Londres lo tiene todo. Visita aquellos lugares de los que siempre has oído hablar, como Oxford Street, el Palacio de Buckingham y Piccadilly Circus. Regatea por una comida en Brick Lane, pasea por el vibrante Southbank o visita los mercados de Camden Town, Spitalfields y Portobello, por nombrar solo algunos.

Londres está lleno de bares escondidos y bares únicos de todos los estilos y conceptos imaginables, por lo que seguramente hay algo para satisfacer a todos si viajas en grupo.

 

4. PARIS

Pasteles riquísimos, coloridos macarons, paseos junto al Sena, pasando Notre Dame y cruzando el Pont des Arts, ¿necesita más razones para visitar París?

París

Es una de las ciudades más románticas y hermosas del mundo, con grandes bulevares y pequeños patios por igual. Come un poco de queso, disfruta de un picnic con vistas a la Torre Eiffel con tus amigos y olvídate de estudiar por un tiempo.

5. BERLÍN

Berlín es una ciudad fascinante para los viajes de estudiantes.

Tiene una historia diferente a cualquier otro lugar, ya que se dividió en dos durante casi cinco décadas. Puedes visitar los restos del Muro de Berlín y los numerosos museos gratuitos, e imaginar cómo podría haber sido la vida de los estudiantes durante la división. Ahora es bien conocido por su escena artística y alternativa.

Berlín

Sus vistas icónicas y su actitud relajada lo hacen sentir como una gran aldea internacional. Convirtiéndose rápidamente en la nueva capital de Europa, Berlín es una meca para los estudiantes que quieran ingresar a la escena tecnológica y un refugio para probar nuevas ideas.

6. BUDAPEST

Relájate con viejos o nuevos amigos en los famosos baños termales de Szechenyi después de un día explorando las dos ciudades de Buda y Pest.

Luego, puedes tomar una bebida en uno de los muchos Pubs Ruin de Budapest, instalados en edificios previamente abandonados con una decoración ecléctica y desigual. En Budapest hay cuevas en las colinas de Buda, bunkers de guerra fría y ferrocarriles subterráneos, por lo que también hay mucha historia por descubrir.

Budapest

Un monumento conmemorativo de la Segunda Guerra Mundial en el Danubio es a la vez conmovedor y estimulante.