El título también se vuelve más relevante a medida que la tecnología evoluciona y se integra en más campos. Aquí te dejamos algunos consejos que pueden ser útiles para estudiantes de ingeniería en  y para otros estudiantes que buscan títulos desafiantes.

1. COMPARTE CONOCIMIENTO 

Uno de los consejos para estudiantes de ingeniería más útiles consiste en priorizar tus propias calificaciones y tu bienestar en la universidad. Si conoces un tema realmente bien, considera compartir algunos conceptos clave con tus compañeros de clase para ayudarles a comprender el tema más fácil. Esto no significa que debas hacer un informe exhaustivo o comprometer tu propio tiempo de estudio, pero ayudar a otros puede conducir a relaciones simbióticas que son útiles a largo plazo. Trata de fomentar un ambiente que promueva el aprendizaje y el crecimiento entre los estudiantes con diferentes habilidades.

2. SESIONES DE TUTORÍA PARA AYUDARTE A AVANZAR 

Incluso si comprendes el material del curso, una sesión de tutoría puede ayudarte a completar las tareas de manera enfocada dentro de un plazo razonable. A veces es fácil quedar atrapado en tu propia cabeza si siempre trabajas solo, pero un tutor puede ayudarte a mantenerte encaminado.

Ve con preguntas para hacer a tu profesor que te ayuden a comprender completamente el material del curso.

El uso de las tutorías es uno de los consejos para estudiantes de ingeniería que permitirá reducir la cantidad de veces que tendrás que pedir ayuda a tus compañeros de clase y probablemente te harán más valioso en los grupos de estudio. Por supuesto, está bien pedir ayuda a tus compañeros de clase, pero no te conviertas en la persona que los interrumpe continuamente cuando estudian…

3. APRENDE DE LAS PRÁCTICAS EN LABORATORIO

Durante el tiempo de laboratorio, asegúrate de hacer la mayor parte del trabajo práctico. Esto te ayudará a tener más confianza en tu capacidad para realizar investigaciones. Por supuesto, cuando llegue el momento de escribir un informe de laboratorio, asegúrate de contribuir con tu parte.

4. NUNCA TE DESANIMES

Aprenderás mucho en la clase, aunque tus calificaciones a veces no lo reflejen, quédate con eso. A pesar de tiempos difíciles, estarás feliz de haberte graduado sabiendo mucho más que cuando comenzaste la universidad.

Busca amigos que promuevan un ambiente de aprendizaje saludable y te alienten a hacerte mejor y respalden así tus decisiones si decides cambiar de especialidad. Puede ser difícil encontrar buenos amigos, pero unirse a clubes o participar en otras actividades puede ayudarte a construir amistades de verdad.

5. PLAN DE ORGANIZACIÓN DE APUNTES DESDE EL DÍA 1

En la era digital en la que nos encontramos, hay muchas herramientas para ayudar a las personas a organizarse. Puedes tomar tus apuntes de ingeniería en una tablet y organizarlos en un sistema de carpetas en la nube con Google Drive, por ejemplo. Te aseguras así de que cada pieza esté en una base de datos. Cuando llegue el momento de estudiar para exámenes, tendrás todo tu trabajo en un solo lugar y será menos probable que olvides un tema de estudio.

6. APRENDE A USAR TU CALCULADORA

De los consejos para estudiantes de ingeniería más relevantes que escucharás, es que aprendas a usar tu calculadora. Algunas calculadoras tienen características que te permiten resolver sistemas de ecuaciones y ecuaciones diferenciales, y encontrar integrales o derivadas. Saber cómo usar estas funciones puede ayudarte a verificar tus respuestas y a verificar las respuestas en los exámenes, si está permitido.

Sin embargo, no escatimes en saber hacer las matemáticas con papel y lápiz. Usa estas funciones solo para verificar tus respuestas… Además, debe tenerse en cuenta que estas calculadoras pueden ser caras. Mira si tu escuela ofrece un programa de alquiler de calculadoras y otros suministros.

7. NO BEBAS DEMASIADO ALCOHOL

Beber puede afectar tu capacidad de concentración durante los días después. Si estás planeando participar en alguna salida en la que se incluya bebida, asegúrate de tener disciplina para abstenerse en los días previos a un examen. Y no bebas en épocas en las que tienes muchos exámenes seguidos. Podrás mantener la cabeza despejada para reducir realmente la cantidad de tiempo que necesita para estudiar.