Cuando se trata de elegir un lugar para vivir en Sevilla durante la etapa universitaria, se pueden seleccionar varias opciones: desde vivir en un pueblo pequeño cercano a universidad, a vivir en la propia capital. Si bien la capital puede ofrecer más oportunidades, cada vez es más común elegir un pueblo que esté cerca al campus, para escapar del ajetreo y el bullicio.

¿Quieres saber qué es lo más atractivo de vivir en un pueblo cercano a la universidad?  

En residencia universitaria Campus Cartuja en Camas creemos que hay muchos beneficios, por eso hoy en nuestro blog enumeramos algunos de ellos, ¡decídete a vivir en un pueblo cercano a la universidad!

Fuerte sentido de comunidad

Uno de los mayores beneficios de vivir en un pueblo cercano a la universidad es que además de tener el campus a pocos minutos, podrás disfrutar de un innegable sentido de comunidad. A algunas personas no les gusta sentir que están viviendo su vida bajo un microscopio y el hecho de estar en un pueblo hace que todos los habitantes se cuiden entre sí. Esto es especialmente bueno para aquellos estudiantes con tendencia a aislarse… En la capital o en una gran ciudad es mucho más difícil conocer a la gente de alrededor.

Tasas más bajas de criminalidad

Vivirás muy cerca del campus al tiempo que vives más tranquilo/a. Las estadísticas muestran que los pueblos tienen tasas de criminalidad significativamente más bajas de las que hay en las grandes ciudades. La tranquilidad se hace latente en el ambiente.

Costes más bajos

Vivir en la gran ciudad es más caro, desde servicios públicos a algunos comestibles (que tienden a costar más dependiendo de la zona). Vivir en un pueblo cercano a la universidad es mucho más asequible para tu bolsillo. En los pueblos se apoya a las pequeñas empresas, lo que ayuda a mantener los costes bajos y la economía local próspera.

Menos tráfico y aire más limpio

Vivir en un pueblo cercano a la universidad te permitirá no tener  la necesidad de enfrentarte al bullicioso tráfico de la ciudad. En los pueblos hay menos coches en la carretera y las carreteras son más pequeñas. Si vas a vivir a un pueblo cercano a Sevilla, como Camas, además, podrás cruzar a la ciudad de manera rápida y cómoda.

El hecho de que en los pueblos haya menos vehículos significa también que hay menos contaminación en el aire, lo que hace que los lugares al aire libre sean más agradables. Los niveles bajos de contaminación en el aire también pueden ayudar a las personas que sufren afecciones respiratorias como por ejemplo asma.

Si quieres vivir en un pueblo cercano a la universidad de Sevilla, te recomendamos vivir en Camas, donde se encuentra nuestra residencia universitaria. Aquí podrás disfrutar de todos los beneficios que conlleva vivir en un pueblo, además de disfrutar plenamente de tu vida como universitario: Sevilla capital se encuentra muy cercana a la localidad de Camas.

En Campus Cartuja además ponemos a disposición un autobús privado, completamente gratis, para facilitar a nuestros residentes la asistencia a sus clases en la facultad.