Cuando comiences el año universitario, es posible que sientas mucha presión y estrés. Esto es algo bastante normal. Después de todo, te enfrentas a un nuevo entorno con nuevas personas y nuevos desafíos, por lo que no será fácil. Entonces, ¿cómo puedes desarrollar tu confianza en la universidad y aprovechar al máximo la experiencia, tanto desde un punto de vista académico como social?

Continúa leyendo para averiguarlo…

Consejos para desarrollar tu confianza en la universidad

Calla las autocríticas

Lo primero que debes abordar para conseguir confianza en la universidad es la forma en la que te criticas a ti mismo. Si eres demasiado duro/a contigo mismo día a día, es probable que sufras de falta de confianza, por lo que debes tratar de silenciar a ese crítico yo interno que hay en ti. Por supuesto, un poco de autoconciencia es importante, pero eso no tiene por qué convertirse en una autocrítica constante, porque esto no es útil.

Haz amigos/as y date cuenta de que no estás solo

Si eres nuevo/a en la universidad y estás en una ciudad con la que no estás familiarizado, lo mejor para ti es salir y conocer gente nueva. Hacer esto te ayudará a darte cuenta de que hay muchas personas en la misma situación que tú y que no estás solo/a. Hacer amigos/as ayuda a desarrollar la confianza, por lo que esta debería ser tu prioridad número uno.

Acepta tus comentarios académicos

Para las personas que no están al día con sus estudios y han perdido la confianza en la universidad, es importante pararse a escuchar los comentarios. Si no has recibido ningún comentario de tus profesores, debes pedirles opinión. Cuando lo hagas, comenzarás a tener una mejor idea de lo que puedes hacer de manera diferente y cómo puede mantenerte al día de tus estudios.

Abre tu boca y habla

Para conseguir la confianza en la universidad a veces solo es necesario hablar. Esto se aplica a conocer a gente nueva en la universidad y a participar en seminarios. Exponerse y hablar te ayudará a desarrollar tu confianza con el tiempo.

Recompense sus logros

Cuando algo te va bien y notas que estás progresando, debes recompensar esos logros. No hay nada de malo en celebrar tus éxitos, porque concentrarte en lo negativo terminará deprimiéndote y haciéndote sentir como si no fueras lo suficientemente bueno. Los aspectos positivos son más importantes que los negativos.

Si te ha faltado confianza en los últimos tiempos y tu experiencia universitaria está sufriendo, puede ser difícil. Salir de este tipo de situaciones no es fácil y no siempre es obvio qué dirección debes tomar. Pero los consejos descritos anteriormente te ayudarán a avanzar y desarrollar tu confianza en la universidad.