Los sentimientos de estrés y ansiedad son parte de la vida. Algunos niveles de estrés pueden ser buenos para nosotros, ya que el tipo correcto de estrés nos anima a cambiar y crecer. Sin embargo, cuando el estrés y la ansiedad existen durante un período prolongado, pueden convertirse en una carga o incluso en un riesgo para la salud. Hoy vamos a centrarnos concretamente en el periodo de estudiante y trataremos de darte algunos consejos para que puedas sentirte menos estresado en época de exámenes.

Exigencias académicas y ansiedad ante los exámenes
Esta puede ser la causa de estrés a largo plazo más común para los estudiantes universitarios. Después de todo, es por eso que los estudiantes van a la universidad: para aprender. Cuando no obtiene los resultados que cree que debería obtener, o se siente presionado para obtener ciertos resultados académicos, esto puede causar mucho estrés. Para algunos estudiantes, la universidad es la primera vez que enfrentan desafíos académicos. Si la escuela secundaria fue muy fácil para ti, la universidad puede ser la primera vez que obtengas una calificación baja en un examen. En consecuencia, la ansiedad ante los exámenes puede experimentarse por primera vez o con mayor intensidad.La ansiedad ante los exámenes es la ansiedad que suele aparecer antes o durante la realización de los exámenes. Los síntomas pueden ser físicos y mentales y, por lo general, inhiben tu capacidad para desempeñarte tan bien como lo harías de otra manera.

Consejos para sentirte menos estresado en época de exámenes

ESTUDIA TODO LO QUE PUEDAS
Una de las causas de la ansiedad ante los exámenes es el miedo a no haber estudiado lo suficiente. Si estudias todo lo que puedas, puedes reducir este miedo.

INTENTA IMITAR LAS CONDICIONES DE REALIZACIÓN DE EXÁMENES 
Puede ser hacer exámenes de práctica, estudiar en el mismo salón de clases o el edificio donde harás el examen o resolver problemas de práctica en condiciones cronometradas. Estos pasos pueden ayudarte a familiarizarte con las condiciones de realización de exámenes que de otro modo serían desconocidas.

APRENDA A ESTUDIAR DE MANERA MÁS EFICAZ 
Tal vez sea conseguir un tutor que te ayude a explicar los conceptos, alguien que revise tu trabajo o usar algo tan simple como fichas para estudiar, pero definitivamente encontrar a alguien que te ayude a estudiar de manera más efectiva puede marcar la diferencia.

ENCUENTRA FORMAS DE CALMARTE 
¿Qué te tranquiliza? ¿Apretar una pelota antiestrés? ¿Hacer respiraciones profundas? Cualquiera que sea la técnica de relajación que elijas, puede ayudar a reducir los síntomas de la ansiedad por el examen.

CUIDA TU DIETA 
Come bien y sano. Por ejemplo, demasiada cafeína puede exacerbar los síntomas físicos de la ansiedad ante los exámenes.

DUERME LO SUFICIENTE 
La investigación es clara en cuanto a que no dormir lo suficiente puede afectar la memoria y la capacidad de razonamiento. Cuanto más lúcido estés, menos ansioso te sentirás.

HAZ EJERCICIO CON REGULARIDAD
El ejercicio puede liberar la tensión, y mientras menos tensión sientas al realizar la prueba, mejor te encontrarás.

ASEGÚRATE DE TENER SUFICIENTE TIEMPO
Estás bastante preocupado por la prueba. No es necesario preocuparse más por llegar tarde y tener menos tiempo para realizar la prueba como resultado de un tráfico inesperado o un cambio de ubicación de la prueba.