Ir a la universidad en una nueva ciudad es un momento emocionante para los jóvenes, pero también puede ser un momento de ansiedad tanto para los padres como para los estudiantes. Si bien los estudiantes pueden estar estresados ​​por dejar atrás lo familiar, a los padres también les preocupa cómo se adaptará su hijo o hija sin el apoyo diario de los miembros de la familia. Si este curso te mudas a vivir en nuestra residencia universitaria en Sevilla, estos consejos te ayudarán a que la mudanza sea libre de estrés y te permita concentrarse en otras cosas.

Durante el tiempo de transición, es importante que los padres/madres se sienten con sus hijos/as con destino a la universidad y discutan las mejores formas de navegar a través de estas nuevas experiencias. Además de los factores psicológicos involucrados, también hay algunas consideraciones prácticas relacionadas con la mudanza.

Aquí hay 10 consejos para ayudarte a mudarte a vivir en nuestra residencia universitaria en Sevilla R.U. Campus Cartuja

1. Confirma lo que incluye la residencia universitaria
En nuestro caso, los estudiantes no deben traer nada relacionado con limpieza ni cocina, ya que contamos con un servicio de todo incluido en el que tienen menú elaborado para comer y cenar, así como servicio de limpieza y lavandería.
Además, no necesitará muebles ya que las habitaciones cuentan con el equipamiento necesario. También disponemos de una sala de estudio para que los estudiantes puedan hacer sus tareas y estudiar.

2. Decide qué llevar
Por lo menos con algunas semanas de anticipación, haz una lista de lo que necesitarás para la vida diaria.

3. Reúne los suministros de embalaje
Cuando el estudiante se mude, es un hecho que necesitará cajas de varios tamaños, papel de embalaje, cinta de embalaje, marcadores, etc. Deberá asegurarse de que las cajas sean resistentes para que nada se dañe durante el transporte. Puede usar bolsas de rafia o cajas de cartón para transportar los objetos personales y la maleta para la ropa.

4. Empaqueta de manera eficiente
Utiliza siempre cajas de cartón más pequeñas para los artículos pesados ​​y trata de no llenar demasiado las bolsas hasta el punto en que se vuelvan demasiado pesadas para levantarlas. Puedes utilizar las bolsas más grandes para artículos como edredones y otra ropa de cama, que pueden ser bastante voluminosos. Trata de empaquetar artículos similares en el mismo sitio  y usa etiquetas adhesivas o marcadores para enumerar el contenido.

5. Decir adiós
En la mayoría de los casos, los padres/madres acompañarán a su hijo/hija a la nueva ciudad. Si es posible, llega uno o dos días antes  y visita la ciudad para hacerte a ella y conocerla. Es una buena manera de despedirse de ellos para proceder a instalarte en la residencia de estudiantes y prepararte para la nueva etapa.