En nuestra residencia de estudiantes en Sevilla Campus Cartuja, nos gusta mantener informados a nuestros lectores sobre técnicas de estudio, memorización, organización, motivación, etc. con la intención de que puedan utilizar nuestros consejos para mejorar sus calificaciones en la universidad. En este caso, vamos a tratar de darte algunos consejos para aumentar tu productividad por las mañanas.

Muchas personas les cuesta comenzar el día y ser productivos/as desde primera hora, ya que empiezan a remolonear y al final se pasa la mañana sin haber conseguido hacer nada de lo previsto.
Esto es algo MUY negativo ya que las mañanas son poderosas. Establecen todo el estado de ánimo y el tono para el día siguiente, desde tus pensamientos hasta tus acciones. Y debido a que lo que hacemos por la mañana a menudo se convierte en un hábito o ritual, estos hábitos son cruciales.

Los hábitos matutinos influyen en tu productividad, gestión del tiempo, felicidad e incluso en su salud en general.

Solo se necesita una pequeña cantidad de tiempo para invertir en su futuro y aumentar su productividad simultáneamente.

Aquí hay 4 hábitos sencillos para aumentar tu productividad por las mañanas

1. Planifica con anticipación: para preparar tu mañana para el éxito, planifica con anticipación. Ya sea que prefieras crear una estrategia cada noche o una vez al comienzo de la semana, prepárate para tus mañanas creando opciones saludables para el desayuno y el almuerzo, mantén ordenados y dispuestos en la entrada los elementos que necesites si vas a salir de casa, como llaves, ordenador portátil y bolso o mochila, e incluso organiza tu atuendo. Esto disminuirá la cantidad de poder cerebral y el tiempo dedicado a tomar decisiones por la mañana, liberando al cerebro para que se concentre en tareas más importantes.

2. Elimina las distracciones: debido a que los teléfonos a menudo coexisten como una alarma matutina, la tentación de acostarse en la cama y revisar inmediatamente el correo electrónico y las actualizaciones de las redes sociales es inmensa. Sin embargo, evitar el correo electrónico y las redes sociales a primera hora te permitirá más tiempo para concentrarte en completar tus tareas diarias más importantes primero. Esta estrategia que a menudo se pasa por alto perfeccionará tu productividad y tu día te lo agradecerá.

3. Tómate tu tiempo para ti mismo/a: cuidarse es lo primero. Usa las mañanas para hacer algo que disfrutes solo, como yoga o meditación, escribir o leer, o caminar o correr de 15 a 30 minutos. Utiliza este tiempo como «tu tiempo» para ampliar tu perspectiva y crear una persona más tranquila y feliz que esté lista para afrontar el día. Un entrenamiento matutino es una opción muy solicitada si la salud es tu prioridad, ya que el ejercicio temprano puede proporcionar un impulso de energía.

4. Nutre tu cuerpo: el desayuno puede ser la comida más importante del día, pero un vaso de agua por la mañana revitalizará tu cuerpo cansado y deshidratado y eliminará las toxinas, lo que te permitirá despertar junto con tu mente y promover la función. Una mente sana e hidratada está lista para cualquier obstáculo, que es exactamente lo que necesitas para seguir siendo productivo/a.