Con el primer semestre ya acabado, es hora de hacer planes para el segundo y reflexionar. El crecimiento personal depende mucho de aprender de experiencias anteriores. Esto es tan  importante como conocer los consejos para estudiantes de primer año de universidad. Si aún no lo has hecho, esta es tu oportunidad de dejar de postergar y reflexionar un poco sobre lo que has aprendido como estudiante universitario.

7 cosas en las que reflexionar en el segundo semestre:

1. Esto no es la escuela secundaria

Si bien esto puede parecer obvio, es importante tenerlo presente cuando reflexionar en el segundo semestre. Cuando decimos que esto no es la escuela secundaria, queremos decir que ahora eres una persona adulta. Al final de tu primer semestre es probable que hayas aprendido que ya nadie es responsable de ti, excepto tú mismo. Al principio esto parece genial, sin embargo, en ocasiones los buenos hábitos se desvanecen de la noche a la mañana. No olvides que cuando las cosas van mal, tú eres el único consecuente.

2. Cuanto antes puedas llegar a un acuerdo con el fracaso, mejor

Cuando te pongas a reflexionar en el segundo semestre no te frustres si ha habido algún fracaso. Normalizar el fracaso y hacerlo parte del proceso que lleva al éxito, es justo lo correcto. Si vas a fallar, es mejor que lo soluciones rápidamente y pases a la siguiente cosa cuanto antes. La lección importante es dejar que el fracaso ocurra sin dejar de avanzar. Esto es algo que debes tener muy presente en este segundo semestre. Una de las primeras grandes lecciones de la vida universitaria, tanto académica como personal, es que vas a fallar en algo, pero ese fracaso no es el fin del mundo.

3. Los amigos van y vienen

¿Recuerdas a todos los amigos que conociste durante la semana del bienvenida? La mayoría de ellos no van a estar cerca del final del semestre. En la universidad, las personas entrarán y saldrán constantemente de tu vida. Por primera vez, no tendrás el mismo horario diario que la mayoría de tus amigos y aprenderás muy rápido que el mantenimiento de las amistades adultas requiere trabajo. La gente está constantemente ocupada. La gente pierde el contacto. Si realmente valoras la amistad de alguien, debes hacer un esfuerzo por conservarlo. La ventaja de conocer a mucha gente nueva es que también tienes la oportunidad de ser selectivo. Lo único que aprenderás como estudiante universitario es que cuando se trata de relaciones, la calidad importa infinitamente más que la cantidad.

4. Está bien cambiar

Al final de tu primer semestre de universidad, ya no serás la misma persona que hace unos meses. Es posible que te hayas mudado de tu hogar por primera vez, y haya estado expuesto a nuevas personas, nuevas ideas y una nueva forma de vida. En el proceso, habrás descubierto mucho sobre ti y lo que realmente te importa. Puede que no te des cuenta de inmediato, pero este es un gran punto de inflexión. En quién te conviertes ahora va a determinar tu vida en el futuro. Abraza estos cambios y aprovecha las oportunidades que surjan. Experimenta todo lo que puedas mientras tengas tiempo y libertad para hacerlo.

5. Está bien no tener todo claro

No te compares con nadie más y no sientas presión por hacer algo porque crees que deberías hacerlo. Ahora es el momento de escuchar a tu corazón y sintonizar todos los demás sentidos. Sabemos que puede sonar cliché, pero todo será mucho más fácil y más emocionante si te tomas este tiempo para descubrir lo que realmente te apasiona. La vida se arreglará de una manera u otra. No pierdas tiempo preocupándote de si no lo tienes todo resuelto en este momento.

6. Cuando puedas, elige dormir

Este es, sin duda, el mejor consejo. Dormir es mucho más importante que lo que fuera que ibas a hacer. El hecho de que nadie imponga la hora de acostarse no significa que no debas tener un horario. La falta de sueño te alcanzará. La falta de sueño tiene un costo mental, físico y emocional que ninguna cantidad de cafeína podrá contrarrestar.

7. Si aún no lo has hecho, participa

Unete a algún Club. Juega un deporte. Empieza algo. Crea algo. En la universidad hay muchas oportunidades para probar cosas nuevas y conocer gente nueva, la mayoría de las cuales no existen en el mundo “real”. Sal y aprovéchate. La vida es equilibrio y esta es una de las mejores maneras de encontrarlo.