Es fácil olvidarse de los beneficios de la respiración profunda y otras técnicas de relajación, pero cuando se usan en el momento adecuado de la manera correcta, estas prácticas pueden contribuir en gran medida a crear una atmósfera saludable y equilibrada donde hay cabida para el aprendizaje, la paciencia, la amabilidad y el crecimiento individual.

Cuanto mejor cuidemos nuestros cerebros, mejor podremos cumplir nuestras obligaciones con una buena actitud y capacidad.

Desde nuestro alojamiento estudiantil en Camas proponemos un descanso de cinco minutos para la relajación, la meditación o el yoga… ¡Estas técnicas pueden hacer maravillas!!

Técnicas de relajación para estudiantes

Respiración profunda. Esta es una técnica de relajación para estudiantes que puede parecer obvia, pero cuando los estudiantes están demasiado ocupados o estresados, la respiración es la primera señal de que están sufriendo un colapso. Simplemente respira profundamente, sostén el aire y espira lentamente. Contar las respiraciones es otra forma de disminuir la velocidad de la respiración. “En dos, tres, cuatro … Fuera dos, tres, cuatro …”

Yoga. ¡No necesitas ningún equipo especial o ropa para hacer este deporte! Aquí te dejamos algunas buenas posturas de yoga que puedes hacer para reenfocarte y relajarte:

  • Postura de montaña: simplemente párate de pie con la espalda recta y la cabeza bien alta
  • Perro orientado hacia abajo: Párate con tus pies en el piso y coloca tus manos en el piso lejos de tus pies, de modo que tu cuerpo forme dos lados de un triángulo. ¡A ver si puedes estirar las piernas!
  • Postura del niño. Arrodíllate y trata de colocar tu frente en el piso frente a ti, manteniendo tu espalda redondeada y tu columna vertebral larga.
  • Postura del árbol. Párate en una pierna y presiona el otro pie contra la rodilla. Equilibra con las palmas de las manos unidas frente a tu pecho o levantadas sobre tu cabeza.

Tensa los dedos de los pies. Recuéstate en el piso o siéntate en una silla. Dóblate con los dedos de los pies hacia tu cabeza tan fuerte como puedas, manténte contando hasta cinco y luego suelta. Haz esto unas cuantas veces… Reconocerás la sensación de tensión y lo diferente que es la sensación de relajación.

Medita con un mantra. Un mantra es una palabra o frase que dices una y otra vez mientras respiras profundamente. Esto enfoca tu mente y descansa tu cuerpo. Aquí hay algunos mantras que a los estudiantes les suelen ir bien. También pueden simplemente hacer un ruido, como “Hummmmmmm”.

“Todo estará bien.” “Estoy agradecido.”  “Déjalo ir.”

Mini masajes. Si eres estudiante te irá bien dedicar unos minutos a masajear tus propias manos y cada dedo individual. Si puedes, quítate los zapatos y date un masaje en los pies también. Aliviarás los músculos tensos.

¿Te han ayudado estas técnicas de relajación para estudiantes?. Cuéntanos tu experiencia!