Muchos estudiantes se ponen nerviosos ante la idea de compartir una habitación en residencia de estudiantes cuando se marchan a a la universidad.

La idea de compartir habitación con una persona desconocida, puede ser para estudiantes una tarea abrumadora. Después de todo, ni siquiera sabes si compartirás los mismos valores o tendrás los mismos intereses. Ellos pueden tener un gusto diferente en la música o no pueden entender tu pasión por los animales o cualquier otro tema. Pero vamos a decirte algo: vivir con un compañero de cuarto tiene muchas ventajas.

Ventajas de compartir habitación en residencia de estudiantes

Si no estás seguro de compartir una habitación en la universidad, ¡aquí tienes algunas razones por las que deberías hacerlo!

1. Más amigos = una red social más grande
Compartir habitación en la universidad siempre es una buena idea, especialmente cuando se estudia en una ciudad o incluso país diferente. De esta manera podrás conocer nuevos amigos al instante y aumentar tu red social, ya que los amigos de tu compañero/a de habitación se convertirán en tus amigos y los tuyos se convertirán en los de ellos.

2. No te sentirás solo/a
Después de años de vivir con tu familia, cuando te mudas a la universidad, te perderás las noches de juegos familiares, cenar con tus padres o ponerte al día con los últimos episodios de Stranger Things con tus hermanos.
Aquí es donde entra tu compañero de cuarto. ¿Quién sabe? Es posible que tenga los mismos intereses que tú o tal vez ambos descubráis juntos/as el amor por Game of Thrones. De cualquier manera, tener un compañero de cuarto con quien pasar el rato será divertido. Esto también os ayudará a vincularos y a conoceros mejor.

3. Ayuda en tus estudios
Ayudarse unos a otros con los cursos es otra gran ventaja de tener un compañero de cuarto. Si ambos estáis en el mismo grado, podéis ayudaros mutuamente e incluso estudiar juntos/as para los exámenes. Estudiar con alguien puede ayudarte a comprender mejor un tema, aprender de manera más efectiva y obtener mejores calificaciones.

Tu compañero de cuarto también puede ser el que lea tus ensayos, haga correcciones, te ayude a obtener nuevas ideas o te brinde comentarios reales al respecto.

4. Aprende a hacer frente a los cambios
Tu compañero/a de cuarto puede jugar un papel crucial en la mejora de tu mentalidad para convertirte en una persona más adaptable.

En una habitación compartida aprenderás que habrá problemas y la mejor manera de vivir en paz es encontrando la solución más adecuada que pueda beneficiar a ambas partes. Te ayudará a aceptar las diferencias y opiniones de otras personas con más naturalidad y que el mundo no gira solo en torno a una persona, por lo tanto, readaptarte a tu entorno será la mejor manera de vivir en armonía.

La capacidad de adaptarse a los cambios es uno de los beneficios de compartir un dormitorio que utilizarás también para tu éxito en la vida. Ser flexible puede hacer la vida más fácil de muchas maneras, aprenderás cómo seguir adelante incluso en circunstancias difíciles, obtendrás más disciplina, aceptarás diferentes perspectivas y te convertirás en una persona más positiva.

Cuanto antes aprendamos a estar dispuestos a cambiar, mejor porque la vida no será la misma para siempre.


Ahora que conoces algunas de las ventajas de compartir habitación en la universidad, te informamos que en nuestra residencia de estudiantes en Sevilla tenemos habitaciones tanto compartidas como individuales. Reserva ya tu plaza para el próximo curso