En la universidad, el trato con los profesores fuera del aula, ya sea de forma presencial o virtual (con plataformas de video, o incluso a través de mensajes de correo electrónico) no está aprovechado ni se le saca partido, ya que no es común ir a tutoría en la universidad. Sin embargo, esto debería cambiar ya que la tutoría puede ayudar a fortalecer la comprensión del tema, aumentar la confianza y desarrollar habilidades de aprendizaje importantes.
La tutoría brinda a los estudiantes atención individualizada, lo que ayuda a mantenerse al día con el temario e ir más preparado a clase.

Ventajas de ir a tutoría en la universidad

Experiencia de aprendizaje individual y única.
Asistiendo a tutoría obtendrás una experiencia de aprendizaje individualizada que no siempre puedes obtener en el aula. Los tutores pueden personalizar lecciones y actividades para ti.

Mejora el rendimiento académico.
Puedes utilizar las tutorías para prepararte las pruebas y los exámenes, ya que los profesores pueden ayudarte a comprender áreas problemáticas específicas. Tus calificaciones y comprensión del tema mejorarán significativamente cuando trabajes con un tutor.

Fomenta el aprendizaje autodidacta
Con la tutoría, aprenderás a tomar la iniciativa en tu trabajo universitario, a través de las pautas y orientación recibida por el tutor.

Mejora la autoestima y la confianza.
La autoestima y la confianza aumentarán a través de la tutoría, al proporcionarte los recursos y habilidades que necesitas para sobresalir en la escuela.

Mejora los hábitos de trabajo y estudio.
A través de la tutoría, aprenderás los hábitos de estudio que te ayudarán a prepararte para lograr con éxito tus objetivos tanto dentro como fuera de la universidad.

Espacio de trabajo positivo
La tutoría proporciona un entorno libre de distracciones, con menos estudiantes e interrupciones para que puedas concentrarte mejor en el aprendizaje.

Fomenta la libertad de hacer preguntas.
En clase, delante del reato de compañeros, es posible que si eres una poco tímido/a no te sientas cómodo/a haciendo preguntas. La tutoría te ayudará a sentirte cómodo/a con las preguntas y además adquirirás cierto grado de confianza con el profesor/a que te ayudará y animará a participar más dentro del aula.

Como ves, existen numerosos beneficios de la tutoría en la universidad, incluido el refuerzo de los conocimientos existentes y la comprensión de un campo de estudio. Aprovecha las tutorías y anímate a tratar con los profesores aquellos temas sobre los que dudas.