Ser un estudiante ecológico puede ser bastante complicado … Eso es lo que a menudo escuchamos, ¿no? Existen muchos conceptos erróneos que hacen que un estilo de vida ecológico parezca difícil y costoso, cuando en realidad es muy simple y, en muchos casos, puede hacerte ahorrar dinero. Salvar el planeta (y ahorra algo de dinero): ¿no suena atractivo?

Pequeños cambios fáciles de implementar en la vida diaria que requieren poco o ningún tiempo o esfuerzo, pueden hacerte ser un estudiante ecológico.

12 formas de ser un estudiante ecológico

1. Toma notas electrónicamente

Afortunadamente, ahora el mundo está enfocado digitalmente y tus estudios también pueden estarlo. Ahorrarás dinero (y dejarás de desperdiciar papel) en la compra de cuadernos y tarjetas si comienzas a anotar electrónicamente lo que necesita recordar de cada clase.

2. Usa bolsas reutilizables

Una de las medidas para ser un estudiante ecológico es llevar bolsas reutilizables a la tienda de comestibles en lugar de optar por bolsas de papel o plástico. Es un desperdicio, además es innecesario. Varias bolsas en cada viaje al supermercado pueden sumar una gran cantidad de basura durante toda la vida.

3. Reutiliza las botellas de agua 

Reutiliza las botellas de agua viejas o compra botellas de agua que puedas rellenar en lugar de tirar una botella nueva cada vez que necesite saciar tu sed. ¡Se necesitan tres veces la cantidad de agua que hay en una botella de agua para crear la propia botella!

4. Recicla

Para ser un estudiante ecológico esto debería ser obvio. Cuando puedas, recicla. Ya sea que se trate de productos de papel, plásticos o artículos viejos. Es  importante pensar qué basura se puede salvar de un vertedero.

5. Apaga 

Cuando no estés usando los electrodomésticos o no estés en una habitación, apaga las luces y los dispositivos electrónicos. Una manera fácil de implementar esta medidas es conectar tus aparatos electrónicos a un protector contra sobretensiones… Accionando el interruptor cuando salgas de la habitación se apagarán todos los aparatos. Bonificación: ¡tu factura de electricidad te lo agradecerá!

6. Compra menos o pide prestado

Compre sólo lo que realmente necesitas. En una cultura de consumo, es fácil caer en hábitos de sobrecompra. Si solo compras lo que es necesario, no solo te volverá ecológico sino que también ahorrarás. Si tiene la opción, pide prestados artículos en lugar de comprarlos. Hay muchos artículos disponibles para alquilar. Además, puede descargar música y películas electrónicamente en lugar de comprar copias impresas.

7. Camina o monta en bicicleta más

Además de ayudarte a vivir un estilo de vida más saludable, tratar de reducir la conducción puede ayudar al medio ambiente y también a ahorrar mucho dinero en gasolina.

8. Ahorra energía

Ajuste tus termostatos unos grados más abajo o su aire acondicionado unos grados más arriba. Probablemente no notarás mucha diferencia, ¡pero el medio ambiente sí!

9. Usa bombillas de bajo consumo

Intenta cambiar las bombillas a fluorescentes compactas (CFL) o bombillas LED de bajo consumo. Aunque pueden ser un poco más caras, vale la pena porque pueden durar hasta cinco veces más que las bombillas normales y son muy luminosas, por lo que no necesitará encender tantas luces.

10. No compres aerosoles

Los aerosoles están presentes en millones de productos de belleza, es fácil encontrar productos con pulverizadores de bomba como alternativa. Intenta buscar artículos con sello de marca ambientalmente responsable.

11. Piensa en el consumo de agua

Cierra el agua mientras te cepillas los dientes, te lavas la cara o te afeitas. Reducir el tiempo de ducha puede hacerte ahorrar más agua y tener un impacto mayor de lo que parece. ¡Se puede ahorrar mucha agua con un sacrificio tan pequeño!

12. Opta por no recibir correo basura

¿Cuánto del correo que está recibiendo es el correo que realmente deseas? Si optas por ser un estudiante ecológico, decide no recibir correo basura, ahorrarás recursos y molestias. Elige navegar online en lugar de recibir catálogos por correo postal. ¡Estamos en la era digital! Todos estos consejos son fáciles de implementar y realmente te permitirán ahorrar dinero. Es hora de que seas ecológico, ¡el planeta y tu cartera te lo agradecerán!