Las investigaciones han demostrado que los estudiantes pueden aprender mejor cuando están bien nutridos, y comer comidas saludables se ha relacionado con calificaciones más altas, mejor memoria y estado de alerta, y un procesamiento de información más rápido. Por eso es tan importante para nosotros que nuestros residentes puedan comer bien en residencia de estudiantes en Sevilla Campus Cartuja.

Contamos, en nuestro servicio de pensión completa, con personal que cocina para nuestros residentes, ideando menú ideal para que nuestros chicos y chicas estén correctamente alimentados en esta etapa tan importante.

Tenemos en cuenta para elaborar nuestro plan de comidas y cenas que los alimentos ricos en fibra, proteínas y grasas saludables, como los huevos, el yogur, las manzanas y la avena, mantienen el cuerpo lleno por más tiempo, proporcionando suficiente energía para concentrarse y mantenerse alerta durante todo el día.
Los estudiantes necesitan comer alimentos saludables para lograr el éxito académico, experimentar un crecimiento y desarrollo adecuados y prevenir enfermedades crónicas.

¿Por qué es importante comer bien en residencia de estudiantes?

Una buena nutrición mejora el bienestar
Comer una dieta deficiente reduce la salud física y mental, en cambio comer sano permite que las personas sean más activas. Dos tercios de las personas que comen frutas y verduras frescas a diario no presentan problemas de salud mental, según lo informado por la Fundación de Salud Mental. Los sentimientos de bienestar pueden protegerse asegurándose de que nuestra dieta esté llena de grasas esenciales, carbohidratos complejos, vitaminas y minerales.

Ayuda a controlar un peso saludable
Comer una dieta nutritiva llena de frutas, verduras, cereales integrales, lácteos y proteínas te ayudará a mantener un peso corporal saludable. No tienes que renunciar a las comidas reconfortantes favoritas; se trata de equilibrio. Agregar una variedad de frutas y verduras a las comidas puede ayudarte a controlar tu peso, presión arterial y colesterol.

Mantiene tu sistema inmunológico
Nuestro sistema inmunológico es nuestra defensa contra las enfermedades, pero la mala nutrición es la causa más común de inmunodeficiencias en todo el mundo. Mantener tu sistema inmunológico requiere una ingesta adecuada de vitaminas y minerales. Llevar una dieta bien balanceada, que incluya frutas, verduras y alimentos bajos en grasas, ayudará a mantener un sistema inmunológico saludable.

Te da energía
Nuestros cuerpos obtienen energía de los alimentos y líquidos que consumimos. Los principales nutrientes que nuestro cuerpo utiliza para obtener energía son los carbohidratos, las grasas y las proteínas. Los carbohidratos son los mejores para prolongar la energía, ya que se digieren a un ritmo más lento. El agua es necesaria para el transporte de nutrientes y la deshidratación puede provocar una falta de energía. Una deficiencia de hierro puede causar fatiga, irritabilidad y poca energía. Los alimentos ricos en hierro incluyen mariscos, aves, guisantes y verduras de hoja verde oscuro como las espinacas.