Estudiar, ya de por sí en ocasiones puede ser estresante, pero tener que estudiar en casa durante la cuarentena del coronavirus es un desafío completamente nuevo para los estudiantes universitarios. Aquí encontrarás algunos consejos de estudio fáciles de seguir para manejar el estrés de COVID-19, mantenerte concentrado en la tarea y superar esto mientras logras tus objetivos académicos.

Estudiantes universitarios: estudiar durante la cuarentena por COVID-19

1. Haz un plan
¿Sabías que la planificación es una de las mejores técnicas de manejo del estrés? Escribir tus planes, notas, proyectos universitarios, etc. en un planificador en papel puede ayudarte a retener y recordar más información. Considera desconectarte de vez en cuando para complementar las aplicaciones digitales y los portales de aprendizaje online con una agenda de papel, cuaderno o bloc de notas.

Transfiere las fechas de los exámenes, los plazos de los proyectos, los cuestionarios, las tareas, etc. a esta agenda mensual de la que hablábamos. Una vez que hayas conectado las fechas mensuales importantes en un calendario, separa cada semana en un horario de estudio que funcione para ti

2. Mantén todo organizado en un solo lugar.
Estudiantes, profesores, blogueros y muchos de nosotros recopilamos notas, tareas pendientes, fechas importantes y más en hojas de papel al azar. Para evitar que algo se escape algo, mejor une toda esta información en un solo lugar. Una agenda académica es la mejor herramienta para esto, o puedes usar aplicaciones y/o calendario virtuales. El objetivo es tener a mano todos los documentos e información pertinentes en un lugar conveniente para que puedas verlo todo de un vistazo, mantenerte organizado y no preocuparse por olvidar algo. La organización aumenta la productividad y reduce el estrés.

3. Estudia de acuerdo con tu estilo de aprendizaje personal.
Los estudiantes aprenden de muchas formas diferentes. ¿Eres un aprendiz visual, aprendiz auditivo, aprendiz social o aprendiz solitario? Debes tener claro tu estilo de aprendizaje y descubrir la forma más eficiente de estudiar de acuerdo con la mejor manera de aprender.

4. Después de estudiar, practica explicando lo que has aprendido.
Si puedes explicar la lección a otra persona, entonces tu estudio ha valido la pena. Un consejo de estudio simple pero efectivo es evaluar tus hábitos de estudio describiendo lo que estudiaste. Hay varias formas de hacer esto:

Practica explicando lo que ha aprendido a los miembros de tu familia que estén en cuarentena contigo
Practica virtualmente con amigos en videollamada
Practica enfrente de un espejo
Escribe un artículo explicando lo que ha aprendido

5. Aprovecha el poder de la música.
El tipo correcto de música puede ser una herramienta poderosa que puede mejorar su estado de ánimo, energía y concentración. Encuentra una lista de reproducción de estudio que te inspire. Miles de estudiantes de todo el mundo se mantienen enfocados con listas de reproducción personalizadas.  Te recomendamos la lectura de nuestro artículo sobre la música para estudiar .

6. Estudia con amigos/as por videollamada.
Si bien estamos haciendo todo lo posible para practicar el distanciamiento social y reducir la propagación del coronavirus, la interacción social segura sigue siendo útil, especialmente para estudiar. Considera organizar grupos de estudio virtuales con tus amigos para no solo obtener tu dosis de socialización durante la auto cuarentena, sino también para responsabilizaros mutuamente de vuestros objetivos académicos.

7. Disminuye la ansiedad ante los exámenes aumentando la práctica.
La ansiedad ante los exámenes afecta a estudiantes de todas las edades y ensayarlo te ayuda a sentirte más relajado el día del examen. Aprovecha los recursos online y busca pruebas o exámenes similares que puedan servirte de guía.

8. Mantente organizado/a.
En el paso del instituto a la universidad es donde un estudiante se da cuenta del poder de la organización; sin ella, las cosas pueden ser realmente abrumadoras. Divide tus objetivos académicos; haz un plan realista para alcanzar esos objetivos; luego, organízate para que sea más fácil seguir tu plan.